Español Español English English

¿Tienes acento?

“¡Me encanta tu acento! ¿De dónde eres?” Esta es una de las preguntas que siempre contesto con orgullo. “Soy de Cuba, es un acento español”. Empecé a estudiar inglés de niña cuando mis padres se dieron cuenta que teníamos que salir de nuestra isla. Un tutor privado venía a mi casa a torturarme con conjugaciones de verbos, memorización de vocabulario y diálogos. Cuando llegué a los Estados Unidos, no podía entender a nadie y nadie podía entender a mi. Ahora me doy cuenta que se debió a que mi tutor se enfocaba en gramática y mi oído se acostumbró a su pronunciación cubana. Con el paso de los años, me convertí en profesora de idiomas, intérprete profesional e incluso en oradora que adora su acento latino. Una persona no necesita ser extranjera para tener acento. En realidad todos tenemos acento. Normalmente puedo identificar cuando hablo con alguien de New York, Alabama, Texas o de cualquier otra región de los Estados Unidos. Lo mismo ocurre cuando converso en español con alguien de España o de otro país latino; su acento regional los delata. Los acentos son únicos y usualmente reflejan las características y cultura de una persona y, mientras no interfieran con la comunicación, incluso son considerados exóticos y románticos. En el crisol del que hoy disfrutamos en los Estados Unidos, normalmente conocemos o contratamos a personas que se criaron en el extranjero y que hablan otro idioma además del inglés. Ellos vinieron en busca del sueño americano, trabajan duro, son inteligentes, altamente calificados (y en algunos casos sobre calificados), tienen una buena ética de trabajo, han pasado los exámenes...

Población hispana en Estados Unidos en el 2050

  La población latina en los Estados Unidos creció a 53 millones en el 2012, un incremento del 50% desde el 2000 y cerca de 600% comparado con la población de 1970; según datos del censo más reciente. Las proyecciones publicadas por el Pew Research Center muestran que la población de los Estados Unidos para el 2050 crecerá a  438 millones (actualmente es de un poco más de 317 millones) mientras que la latina se triplicará  (29% del total de la población).      ...

¿Por qué contratar a un traductor o intérprete profesional cuando tenemos empleados bilingües?

En esta sociedad multicultural es común encontrar personas que hablan dos o más idiomas. A los que tienen cierto nivel de fluidez y dominio para hablar un segundo idioma se les llama bilingüe. En muchos casos, ellos dominan su idioma natal y han estudiado o han estado expuestos a otro en casa o viajando al extranjero. Sin embargo, es importante tener en cuenta que hablar un idioma no necesariamente significa dominarlo, por lo tanto, ser bilingüe no significa que la persona puede traducir correcta y profesionalmente de un idioma a otro. Para que una persona bilingüe se convierta en un traductor o intérprete profesional tiene que estudiar formalmente ambos idiomas, así como la cultura y las diferencias entre los países que hablan un mismo idioma. De esta manera se garantiza que traducir o interpretar no sea una simple sustitución de palabras, sino que el mensaje será correctamente entendido e interpretado teniendo en cuenta el contexto y características culturales del idioma al que se quiere llegar. Sin embargo, un empleado bilingüe es un gran activo para una empresa, sobretodo en un mercado globalizado. Normalmente las personas se sienten más cómodas con quienes hablan su propio idioma porque así pueden expresar mejor sus pensamientos y necesidades. Además, un empleado bilingüe tiene la habilidad de interactuar y establecer una buena relación con quienes comparte la misma cultura. La próxima vez que necesite traducir sus manuales, folletos, avisos, cartas, etc., o transmitir información oral, asegúrese de contratar los servicios de un traductor  o intérprete...