Español Español English English

¿Por qué contratar a un traductor o intérprete profesional cuando tenemos empleados bilingües?

En esta sociedad multicultural es común encontrar personas que hablan dos o más idiomas. A los que tienen cierto nivel de fluidez y dominio para hablar un segundo idioma se les llama bilingüe. En muchos casos, ellos dominan su idioma natal y han estudiado o han estado expuestos a otro en casa o viajando al extranjero. Sin embargo, es importante tener en cuenta que hablar un idioma no necesariamente significa dominarlo, por lo tanto, ser bilingüe no significa que la persona puede traducir correcta y profesionalmente de un idioma a otro.

Para que una persona bilingüe se convierta en un traductor o intérprete profesional tiene que estudiar formalmente ambos idiomas, así como la cultura y las diferencias entre los países que hablan un mismo idioma. De esta manera se garantiza que traducir o interpretar no sea una simple sustitución de palabras, sino que el mensaje será correctamente entendido e interpretado teniendo en cuenta el contexto y características culturales del idioma al que se quiere llegar.

Sin embargo, un empleado bilingüe es un gran activo para una empresa, sobretodo en un mercado globalizado. Normalmente las personas se sienten más cómodas con quienes hablan su propio idioma porque así pueden expresar mejor sus pensamientos y necesidades. Además, un empleado bilingüe tiene la habilidad de interactuar y establecer una buena relación con quienes comparte la misma cultura.

La próxima vez que necesite traducir sus manuales, folletos, avisos, cartas, etc., o transmitir información oral, asegúrese de contratar los servicios de un traductor  o intérprete profesional.

Share on FacebookShare on Google+Print this pageTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someone